Retos a los que se enfrenta el trasporte internacional de contenedores

Con una vida relativamente corta, pues tienen poco más de medio siglo, el transporte internacional de contenedores se ha enfrentado ya a un buen número de retos que, hasta ahora ha ido sorteando.

El último no es otro que la profunda crisis que se ha vivido a nivel mundial en los últimos años y que aún se sufre en muchos rincones del planeta. Sus graves consecuencias para el comercio han obligado a mejorar todo lo relacionado con el transporte de mercancías. De esta manera, las empresas de transporte marítimo se han visto obligadas a mejorar sus servicios, reducir precios y mejorar las condiciones para contratar sus servicios.

Ahora bien, aunque el transporte marítimo de mercancías sigue siendo fundamental en la importación y exportación de todo tipo de bienes, los problemas en economías que en pocos años habían cobrado una gran importancia como la china, están suponiendo un reto difícil de superar para este sector.

Algunos cambios inevitables

Buscando una mayor competitividad que evite una crisis en el sector, las grandes compañías navieras están reduciendo rutas comerciales y puertos, a la vez que minimizan la flota. Pero no significa una menor capacidad, al contrario, la tendencia que parece ser el contar con menos barcos, pero de mucha más capacidad para así reducir costes.

¿Será rentable? Es algo que solo el tiempo dirá porque hay que tener en cuenta que muchos puertos no tienen infraestructuras suficientes para albergar inmensos cargueros, lo que supondrá una nueva adaptación por parte de las empresas dedicadas al transporte marítimo.

Así pues que el transporte por mar sigue siendo indispensable en el comercio internacional, sin embargo, es uno de los que más ha sufrido la crisis y la evolución negativa de grandes mercados como el asiático.